Prepara tu casa para la venta

Creo que es imposible que nunca hayas escuchado esa frase que dice: “el cliente siempre tiene la razón”. Esto se debe a que al final del día es esta persona la que decide si quiere o no comprar lo que tú le estás ofreciendo.

Ser vendedor tampoco es la cuestión más sencilla del mundo. Lidiar con clientes es complicado ya que debes de presentar tu producto como aquello que sin duda esa persona requiere. El trabajo del vendedor se ve facilitado en gran medida si aquello que vendes de por si atrae a los clientes.

Es por eso por lo que en este artículo quiero contarte un poco sobre las diferentes cuestiones que requieres realizar de cara a preparar la casa para la venta. Tu objetivo es atraer a la mayor cantidad de posibles compradores. El resultado sera vender tu casa al mejor precio de mercado.

Preparar la casa para la venta

Saber lo que vas a pedir

El primer paso para poder preparar la casa para la venta es saber cuánto dinero piensas pedir por el inmueble. Esto es importante ya que el valor puede acercar o alejar a muchos compradores. Para realizar esto es importante tener el acompañamiento de un especialista en el mercado inmobiliario. Con su ayuda podrás darle el valor adecuado al inmueble que estás pensando en vender.

Anunciar que estás vendiendo tu casa

Una de las cuestiones que debes de hacer al iniciar el proceso de venta de tu casa es decir que esa propiedad se encuentra a la venta. Ya sea por medio de redes sociales, portales especializados de internet o incluso por letreros de: “Se vende” en las ventanas.

Todo esto es importante para que posibles compradores se fijen en tu inmueble y por lo menos llamen a preguntar. El cartel puede tener tu número de teléfono o el de tu agente inmobiliario como mejor te parezca.

Pero ojo, hoy en día no basta con un cartel y anunciarse en internet.

La limpieza y la buena presentación son vitales para preparar la casa para la venta

Es muy, muy, importante que la casa que se piensa vender se encuentre en el mejor estado de limpieza. Esto se debe a que si un cliente ve defectos en el inmueble,  puede no querer comprarlo o en su defecto reducir su oferta.

Dado lo anterior es recomendable hacerle una limpieza semanal a la casa que se planea vender para que ningún cliente la encuentre con polvo o alguna suciedad. También es importante que te hagas con un ambientador de buen olor para que tus posibles clientes se sientan a gusto dentro de tu inmueble mientras hacen su visita.

Una mano de pintura

Otra forma en la que puedes preparar la casa para la venta es darle una capa de pintura al inmueble. Esto ayuda a que cuando una persona la vea sienta que la casa se encuentra como si estuviera completamente nueva, despertando más interés por parte del comprador.

Como puedes ver, es de vital importancia que tengas la casa bien preparada para la venta.

Deja un comentario